Seguidores

PESTAÑAS

En cada una de las pestañas encontrareis una seccion diferente: en "Pagina principal", las entradas habituales. En "Trabajos y días", articulos de literatura e historia, "De mis lecturas" reúne notas, resumenes y opiniones sobre libros que me interesan y he leído en los últimos tiempos. En la pestaña "Desde el Asilo" (Libro), están todas las historias contenidas en ese libro, en cuyo inicio se explica el titulo de este blog. "Cuentos truculentos" reúne los comprendidos en el libro del mismo título. Cualquier texto que aqui se publica está a disposición del publico, naturalmente citando la fuente. Sírvase usted mismo.















martes, 29 de enero de 2013

SEÑOR PRESIDENTE (XII) No maree la perdiz





Señor Presidente:

Ha llegado a mis oídos, por vías que entenderá no divulgue, el mucho aprecio que manifiesta por estos escritos de mi blog, así como el interés con que los sigue, y aún utiliza, en la difícil toma de decisiones a que se ve abocado día sí y día también. Ello me anima a reanudar esta práctica que tenía abandonada desde hace semanas, haciéndole generosa merced de mí caché por el bien del pueblo.

Considérese exonerado, de la obligación de proponernos más códigos éticos ni pactos anticorrupción. A estas alturas de la película, lo que necesitamos el común de los administrados son obras y no entelequias para seguir mareando -no sé si magreando, de paso- a la pobre perdiz. Sean honradas sus señorías, vigilen y denuncien a los que no lo sean y están a su lado; no es tan difícil, si hay estética en la ética. Déjense de zarandajas y de tomarnos el pelo con medidas futuras y comisiones mixtas.

Háganos la merced de apantallar por una temporada a la Sra. Cospedal que miente con la impasibilidad de Buster Keaton. Y, sobre todo, querido Presidente –sin acritud se lo digo- no nos tome más el pelo diciéndonos que su compañero de partido el Sr. Barcenas no tiene nada que ver con el resto de honrados peperos. ¿Qué hacía, pues, en el despacho que disfrutaba en la sede del PP en Genova, a pocos pasos del suyo, disponiendo, con cargo al Partido de chofer y secretaria hasta hace pocas semanas? Como presidente del Gobierno elegido por amplia mayoría (asunto lleno de misterio que los historiadores del futuro tendrán que dilucidar), le tengo grandísimo respeto, pero acabaré perdiéndoselo si Ud. sigue tomándome el mío, como al resto de nuestros conciudadanos.

Y no nos diga que la Constitución es intocable. Han dado un mal ejemplo haciéndole un injerto a traición en fin de semana veraniego. Ese es otro asunto que a la oposición pasará más factura que a Uds. mismos. Creo poco en Uds., pero empiezo a no creer tampoco en ellos.

Si de verdad quiere Ud. recuperar la credibilidad y sanear la vida política, comience tomando el toro por los cuernos y sajando lo que en su partido haya de podrido (que espero sea la pequeña proporción que todos sospechamos), para iniciar una nueva etapa libre de chorizos. Reconozca que hubo una época de dinero negro (normal, por otra parte en la sociedad española del momento; todos recordamos la doble contabilidad habitual en las empresas), y proceda en consecuencia. Averigüe -si no lo sabe ya-, como es posible que un tesorero de su partido, a partir de la nada económica, haya podido amasar una fortuna que, para mas INRI en el partido de los patriotas, se lleva al extranjero ¿No le da cierto tufillo, Sr. Presidente, el solo hecho de depositar las perras, aunque fueran suyas (de él), en un paraíso fiscal?

Y no nos taladre más con la herencia recibida, porque no es de recibo a estas alturas de la tragedia. Si de verdad ignoraban Uds. la debacle económica a la que se enfrentaban, lo honesto hubiera sido no recibirla y volver a convocar elecciones con nuevos pre-supuestos, no incumplir sistemáticamente cada uno de los puntos del programa con el que se presentaron. ¿Quién, de aquí en adelante creerá en el programa electoral de cualquier partido que concurra a las elecciones? Han levantado Uds. la veda para el embuste.

Sea valiente, que es lo que la ciudadanía le demanda, haga promulgar (con su mayoría absoluta) una verdadera ley de trasparencia que haga visible la financiación de los partidos y evite vergüenzas como las mencionadas, para siempre; proponga listas abiertas de una vez, y ataque los problemas de este país, que es para lo que le votamos de forma mayoritaria, muy especialmente el drama del paro que nos tiene ya medio enterrados en la ignominia.

La tragedia, en este momento, no es el gobierno que Ud. preside (siéndolo mucho), sino que la oposición, que tampoco puede permitirse hablar de ciertos temas más que con sordina, es inoperante, y si me aprieta, inexistente.

A la espera de que –remedando a D. Juan- “medite, por Dios en calma las palabras que aquí van”, reciba, Sr. Presidente, como siempre, un cordial saludo.

18 comentarios:

  1. El poder corrompe por naturaleza... ¿Sera verdad Mariano? Se le podrá pedir peras al olmo? Un abrazo desde Argentina

    ResponderEliminar
  2. Pues la verdad es que yo no me he corrompido nunca, claro que tampoco he tenido poder, asi es que no tengo mucha idea. De lo que si estoy seguro es de que debe ser muy molesto meterse en esos líos. A mi, seguro que me quitaria el sueño. No compensa. Un abrazo desde Santomera.

    ResponderEliminar
  3. Si te escuchara, a ti y al resto de los españolitos que estamos hasta las mismísimas cejas...
    Abrazos, querido Mariano (te debo un agua, que aclara la vista, tú sabes la causa).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se de buena tinta que lee con mucha atención estos escritos y que visita con gran interés los blogs que yo frecuento, asi es que aplicate. ahora no caigo en los del agua...Un abrazo, exitosa.

      Eliminar
  4. Como siempre que leo tus cartas al presidente, si pudiera y la enviaras, tambien la firmaría. Creo que se lo dejas muy clarito.

    Qué pena que no lo lea. ¿O sí?...

    Un abrazo Mariano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo ya cuento con la intencion de mis fieles seguidores y hablo en vuestro nombre. Yo se lo mando con intención de que lo lea, si no lo hace, peor para él. Un abrazo.

      Eliminar
  5. El registrador no quiere ser registrado, quien lo... Es un dominguillo y la oposición una "donnadie".
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aqui no hay quien registre nada. Solo levantamos el pico de las alfombras, pero no sabemos cuanta con perdón habrá debajo.

      Eliminar
  6. Me conformo con que "apantalle" por una temporada a Santa Dolores de Cospedal...

    Saludos, Mariano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si hay suerte y la mandan una temporada a reconstruir la biblioteca de Tumbuctú.

      Eliminar
  7. En la foto parece San Francisco de Asís, así de inocente.
    Bien, firmo y confirmo lo que usted dice.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo le falta el lobo de Gubbio, a ver si se le revuelve y le muerde en salva sea la parte. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Me pregunto querido Mariano, después de leer la Duodécima Epístola que al Sr. Registrador de la Propiedad diriges, y como una posible y rocambolesca salida a este huracán de inepcia, corrupción y mentiras que le acompañan, me pregunto, digo, ¿ por qué no se dedica Rajoy en lugar de “magrear” a la perdiz ( expresión que supongo utilizas Mariano como metáfora del “pueblo español sufriente”) a practicar esa sutil actividad con la Sra. Cospedal García que conserva, en parte, memoria de cuando fue Miss Albacete según las fotografías que he podido visualizar de aquella intelectual singladura, y nos olvida , en “ese su trajín”, definitivamente a los españoles,y de paso, adelanta de una vez las Elecciones Generales, ya que no ha cumplido ni una, NI UNA, de las promesas de su Programa después de asumir el Gobierno de España desde hace más de un año ?.. ¿ o acaso será verdad esa leyenda urbana que sobre Rajoy recorre “ sotto voce ” las Cancillerías y mentideros urbanos?...!ve tu a saber!

    Un abrazo, Mariano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El asunto está que arde, Nicolás. superando día a día los límites de lo imposible. Es asombroso donde puede acabar esto. De la rabia, hemos pasado a la estupefacción porque el asunto se ha salido de los limites imaginables para una mente corriente. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Pero Mariano, ¿Mariano está vivo? Tú que te carteas con él dile que se dirija a sus subditos y nos dé señales de vida. Pais.

    Un arazo, maestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con un arazo, viniendo de vos, ya era bastante. A mandar, que aqui estamos los mesnaderos. Otro arazo para ti.

      Eliminar
  10. Saludar a este político, Mariano, se hace por educación pero merece no ser saludado jamás. Su NADA, su PASIVIDAD IMPLACABLE con los débiles, su pobreza de espíritu y su eterno MIEDO, provocan ese juego de esconderse tras quienes, desde hace un período de tiempo bien largo, tienen las los dedos largos para realizar actos indignos, siguiendo las enseñanzas de aquel ministrillo que decía “Estoy en política para enriquecerme”,
    Así que, Mariano, este político ya no lo reconozco ni como tal, mucho menos como presidente de mi país. País que está arrasando mientras con la tercera mano pide limosna, nombra a incompetentes y desbarata lo poco que habíamos conseguido. La impunidad en la que se convertirá este oprobio para todo el que se llama español es la risión del mundo entero. En otro país en el que un señor bajito y con bigote ponía los pies sobre la mesa, junto al peor presidente que jamás tuvo, como él, ya estarían todos en la calle. Nuestra cultura política “nos impide ser tan malos”. Los delitos han prescrito. ¡Vivan las caenas!

    Un abrazo, Mariano.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... http://programalaesfera.blogspot.com.es/2012/07/el-ventanuco.html?spref=fb