Seguidores

PESTAÑAS

En cada una de las pestañas encontrareis una seccion diferente: en "Pagina principal", las entradas habituales. En "Trabajos y días", articulos de literatura e historia, "De mis lecturas" reúne notas, resumenes y opiniones sobre libros que me interesan y he leído en los últimos tiempos. En la pestaña "Desde el Asilo" (Libro), están todas las historias contenidas en ese libro, en cuyo inicio se explica el titulo de este blog. "Cuentos truculentos" reúne los comprendidos en el libro del mismo título. Cualquier texto que aqui se publica está a disposición del publico, naturalmente citando la fuente. Sírvase usted mismo.















martes, 9 de abril de 2013

ABUELA, QUIERO SER POETA


 A Rocío y José Manuel, mis compañeros de mesa en el Zalaca.

Longtemps, longtemps, longtemps
Après que les poètes ont disparu
Leurs chansons courent encore dans les rues…
(
Hace mucho tiempo,
Después de que los poetas desaparecieran
Sus canciones suenan aún por las calles)
(Traducción completamente libre)
 
Era yo un mozuelo imberbe cuando escuché por primera vez esa canción. Y me impresionó. Quise ser poeta de inmediato. Me pareció que no debía ser muy dificultoso escribir dulces palabras de melodioso sonido como las de aquel señor –aún no sabía que se llamaba Charles Trenet-, capaces de emocionar a la gente.
Me puse a la faena. Provisto de un cuaderno ad hoc –que no era gris- di en cantarle a una imaginaria enamorada (nada original, la vecinita del segundo), a la luna, a los árboles, a los arroyos, a las puestas de sol, y a todo lo que se cruzara en mi camino. Como entonces no estaba de moda todavía la poesía sincopada sin rima, sin métrica, y con frecuencia sin nada, me di a rimar con singular donaire amor con terror, furor y rumor, sin olvidarme de estertor y  tambor, aunque estos me resultaban más difíciles de colocar. Luego probé con una, tuna, luna, bruna, pruna y otras lindezas por el estilo. Aquello marchaba. En cuanto a la métrica, ensayé con los cuartetos, los tercetos encadenados, las quintillas, las décimas y hasta me atreví con el soneto. Logré pergeñar uno cuyo significado no he logrado desentrañar todavía.

Mediado el cuaderno (que afortunadamente no tenia muchas hojas) tuve que encontrar al critico adecuado para aquellas maravillas y lo encontré en mi paciente abuela. La mujer, victima de una parálisis infantil que la retenía en su enorme sillón, era incapaz de salir de estampida cada vez que yo iniciaba la lectura, como seguramente hubiera querido. Presa del cariño que me profesaba, me animó a seguir por aquel camino recién descubierto, augurándome toda clase de éxitos, sospecho que para salir del paso y quitarse de encima al pelmazo.

Nunca lo hiciera, porque me apliqué con tal denuedo al oficio que pronto rellené de engendros infumables dos o tres cuadernos como el primero.
Pasó el tiempo, llegó el amor por la vía normal, olvidé aquellos cuadernos, curó por lo suyo la enfermedad juvenil de la poesía y, cuando muchos años después volví a dar con los cuadernos en una mudanza, los arrinconé en una leja inaccesible de mi biblioteca. Allí yacen, como ese cabo de lápiz que uno no se decide a tirar, sin que nunca me haya atrevido a abrirlos. A la espera de que un día los entregue como pasto a las llamas, que debe ser su natural fin.
*
A veces, alguno de mis buenos amigos me invita a un recital de jóvenes promesas que nos deleitan con sus últimas creaciones en el mundo del verso. Y  no puedo evitar acordarme de cuando estuve a punto de ser poeta.




23 comentarios:

  1. "Para hacer un poema, lo importante es saber cómo se hace un poema. Ya sabes, pues, Orencio, cómo se hace un poema".

    Qué bien escribes, jodío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que buen revés tienes tu. Oh! leader indiscutido.

      Eliminar
  2. Jo no porto ni un any i mig fent poemes a un dels meus blocs. Espero no haver-los de llençar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Segur que son bons (al menys els que jo he vist al teu blog o son). L' important es que a tu t'agraden y que t'omplin l'esperit. Una abraçada y gracies per apareixer açi.

      Eliminar
    2. Perdona el meu catalá, es poc academic. Açi, a Murcia casi be tothom parla catalá, pero no mes a l'intimitat.

      Eliminar
  3. Menos mal, por lo que cuentas, que la fiebre poética no derivó en fiebre sínoca y pasaste de la lírica a la épica. Creo que acertaste.


    ResponderEliminar
  4. Ja ja, me has hecho tirar de diccionario otra vez!

    ResponderEliminar
  5. Grandioso regalo por sentido, con la sencillez sincera que siempre te honra.

    Me enorgullece tener tu amistad, basada en lo simple y, por ello, lo más hermoso del ser humano, lazo emotivo del bien.

    Gracias maestro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros, muchachos, por hacerme tan agradables esas veladas poeticas y patateras. Yo soy el afortunado. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Qué hermosa dedicatoria José Manuel, no me extraña que se sienta tan orgulloso. La historia desde luego también tiene su gracia, sí señor, como toda la que derrocha usted señor Sanz.

    Un abrazo desde mi mar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas matao con lo de señor Sanz. Yo que creia que eramos mas o menos coleguillas juveniles! Un abrazo desde mi montaraz retiro.

      Eliminar
  7. Un lujo, que maravillosa historia. He removido emociones al leer varias partes de ella. El negarme a tirar recuerdos escritos por ejemplo. Un abrazo y felicitaciones como siempre.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Lourdes, son solo bromas para pasar el rato y de paso "hacer mano", como dice Juan Bautista Sanz que le decía mariano Ballester (ambos dos grandes pintores). Lo de la poesia es para tratarlo mucho mas en serio, pero tambien para hacer un poco de chascarrillo con los malos poetas (Ya lo hicieran Cervantes y Quevedo). Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Pienso Mariano que no has dejado de ser poeta desde aquel día que enseñaras a tu abuela aquel cuaderno con tus primeros intentos liricos. Ya es un “signo” el que no desearas en aquel tiempo ser futbolista, bombero o seminarista. El que ahora “escribas en prosa” no es argumento en contrario…”lo poético se dice de muchas maneras”. Solo que hay que leer algunas de tus entradas como esta de hoy con Charles Trenet de fondo o las dedicadas a “COMIENZA EL DIA” o a Serge Reggiani por ejemplo, para apreciar que poseen un profundo y anhelado vuelo lírico; una sutil e inteligente llamada a “otra cosa que la narrada” se desprende de ellas para el lector, y eso es poesía .

    Aquel soneto que escribiste cuando mozuelo imberbe y cuyo significado se te resiste, no lo entregues tan rápidamente a la llamas, quizás un día te sorprenda recuperar en su lectura un tiempo que te enriquezca y sientas bullir tu sangre en su recuerdo desvelado ¿Quién sabe?

    Yo, Mariano, después de leerte hoy y antes de escribir lo que estoy escribinedo, he oído ensimismado, creo que una, dos o tres veces, “LA MER”…y se me descuido me pongo a escribir varios sonetos…

    ResponderEliminar
  10. Gracias por tus comentarios, Nico. Sea realidad tu deseo e indulto por ahora el indescifrable soneto, por si la lucidez de los venideros años lo volviera comprensible. Estoy seguro de que con o sin la Mer eres capaz de escribir sonetos mas inteligibles que los míos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola, compañero...como siempre me he enterado tarde, pero aún así, aquí estoy disfrutando con esta lectura.
    Un millón de gracias por esos buenos ratos que me haces pasar en el Zalaca...Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Rocío. Me alegra verte por aqui, ya lo celebraremos en el Zalaca...y nos reiremos otro rato. un abrazo.

      Eliminar
  12. Mariano, conseguiste aprender lo que es una estrofa, una sinalefa, una rima asonante y consonante y, sobre todo, conseguiste ilusión. Sigues siendo un poeta adaptado a los nuevos tiempos. Cuando he conocido a tu abuela me has hecho un tramojo en la garganta que me ha costado tragar. Has realizado un cuadro tan bello con el buril de tu pluma que tu abuela, posiblemente, te ayudó a que, en este momento, escribas con este genio que fluye de tus palabras como si ella te llevase la mano. Excelente, Mariano.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso si, Antonio, ilusión si que aprendí, aunque a veces me cuesta seguir alimentandola. Menos mal que amigos como tu me ayudais...
      mi abuela era un personaje que daria para muchas letras. A lo mejor un día de estos...Un abrazo, pollo.

      Eliminar
  13. Te aconsejo zagal que no los condenes al fuego eterno, sin darles un repasillo.
    Quizás,(seguro) que algunos de ellos ya olvidados, merezcan la redención y lo que es mas importante .. .
    Te hagan reverdecer adentrándote en esas lejanas y perdidas primaveras
    Un abrazo desde el frío de Graná

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Luz, quizás siga tu consejo un día de estos. si que es bueno reverdecer viejos recuerdos aunque nos enfrenten con la realidad que a veces obviamos. Aqui tambien estamos pasando frío, pero menos. Un abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... http://programalaesfera.blogspot.com.es/2012/07/el-ventanuco.html?spref=fb