Seguidores

PESTAÑAS

En cada una de las pestañas encontrareis una seccion diferente: en "Pagina principal", las entradas habituales. En "Trabajos y días", articulos de literatura e historia, "De mis lecturas" reúne notas, resumenes y opiniones sobre libros que me interesan y he leído en los últimos tiempos. En la pestaña "Desde el Asilo" (Libro), están todas las historias contenidas en ese libro, en cuyo inicio se explica el titulo de este blog. "Cuentos truculentos" reúne los comprendidos en el libro del mismo título. Cualquier texto que aqui se publica está a disposición del publico, naturalmente citando la fuente. Sírvase usted mismo.















martes, 5 de febrero de 2013

LOS MASS MEDIA (I)




A mi amigo “Juan El Perifollo” objetor resignado, como yo, de RTVE.

Llegó Fernández a nuestra plácida tertulia vespertina echando fuego por las muelas.
—Es indignante lo que acabo de presenciar: me había quedado endormiscao con un reportaje de la segunda sobre el paso de los Ñus del Gorongoro en el río Masai Mara (el mismo, por cierto, que ponen cada dos o tres semanas), cuando desperté sobresaltado por los gritos; mi señora, que se había adueñado del mando, seguía con expresión arrobada un programa en el que una muchacha, cuyo único merito para situarse en semejante ágora era el de haber estado casada con un torero de renombre, pontificaba sobre cuestiones de variada índole con una rotundidad que corroboraba su estulticia, entre ademanes de una vulgaridad ostentosa. Los así llamados “contertulios” buceaban con preguntas inconvenientes y sonrojantes, sobre su vida y la de una hija habida de su relación con  el mencionado “diestro” a la que el Defensor del Menor había salido a proteger con el pertinente escrito. El tribunal interrogador, que eso parecían los personajillos autodenominados periodistas situados en semicírculo confortable en torno del central, lanzaban sus preguntas, que les debían parecer cargadas de ingeniosa profesionalidad sobre el irrelevante tema, con el mismo énfasis que habría requerido un asunto de interés nacional. La asediaban con preguntas de carácter íntimo, entrando en detalles que sonrojarían a cualquiera dotado del más elemental sentido del decoro o del respeto. No me he atrevido a hacerle la critica que la ocasión merecía a mi boquiabierta esposa, en aras de mantener el equilibrio conyugal de por sí precario, y he optado por poner tierra por medio y refugiarme en vuestra acomodaticia compañía, buscando una complicidad que no estoy muy seguro de obtener.
—Fernández, cuando te pones finamente critico, me produces cierta estupefacción temerosa, además de dejar a tu señora en un lugar que dudo le corresponda.
—Tómatelo a chacota, pero lo de esos programas, me parece vergonzoso.
—Veamos, si somos capaces, el asunto con un poco de distancia ecuánime. El fenómeno es importante porque a él acuden un número significativo de nuestros conciudadanos. Esos personajes que nutren buena parte de las horas de audiencia de algunas televisiones privadas, se ganan la vida aireando las interioridades de sus vidas, por otra parte llenas de cutrerío y vulgaridad. Digamos que esa es una forma que han descubierto merced al afán de casquería barata que llena las ansias de una parte de nuestra población. Ellos solo se aprovechan. Que ese huracán, a la larga, acabe devorándolos, es otra cosa.
—Según lo dices, parece que disculpes tanta zafiedad. No falta sino que te pongas de parte de esas gentecillas que airean sus tristes vergüenzas y las de quienes los rodean (conyugues, hijos, padres, cuñados, etc.) simplemente porque les pagan y no tienen otro medio de vida, como antiguamente los enanos estaban condenados a ganarse la vida en el espectáculo del Bombero Torero o cosas parecidas.
—Si hombre, ahora remóntate a los gladiadores de la antigua Roma que habían de morir para saciar las bajas pasiones del populacho. No, Fernández, no. Lo que yo te digo es que veo a esos tétricos personajes más como victimas que como protagonistas. A su alrededor se ha montado lo que ellos mismos llaman un “circo mediático” del que vive mucho desaprensivo: desde el que pare (más bien aborta) los guiones, hasta el que lleva los bocadillos y el botijo al plató, pasando por la enorme cantidad de equipo y técnicos que esas cosas mueven. Y todo lo sostiene, en definitiva, el afán morboso del público que mantiene en candelero esos programas. ¿Te imaginas que al inicio de una de sus brillantes temporadas nadie viera el Gran Hermano?  Pues lo quitarían al día siguiente y santas pascuas y alegrías. Habría pasado directamente al olvido, como se merece, sin pena ni gloria. Pero considera, por un momento, la cantidad de gente que habríamos mandado al paro.
—No sé cómo te las apañas, que al final siempre me haces dudar de todo.
—Recuerda, muchacho, que solo de la duda puede salir alguna luz.

6 comentarios:

  1. Sembrar semillas agusanadas para que pudran los cerebros es de manual de ciencia-ficción. ¿Qué podemos esperar de la ilustración española?
    Un abrazo desde aquí hasta allí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es estremecedor, M. Luisa. A veces me pregunto a que mundo perteneceremos los que no pertenecemos a este. Buen fin de semana a los que todavia estais jovenes e ilusionados. Un abrazo.

      Eliminar
  2. La libre elección de la estupidez y la chabacanería es uno de los pilares en los que se apoyan cadenas privadas que entontecen mentes a diestro y siniestro. Por supuesto, pueden hacer lo que estimen conveniente con su dinero, sus “periodistas” e invitados de mentes escuetas. Pero, ya sabes, Mariano, que siempre existe un pero, lo que es inadmisible es el programa diario, de más de cuarenta minutos, parido y emitido por una cadena pública pagada con el dinero de todos los españoles. No nos interesan los novios de quienes sean, ni la fianza que han puesto a este o aquel sinvergüenza, ni con quién se casa fulanita ni menganito. Es indecoroso que se sufrague esta estupidez justo antes del telediario. Probablemente, así preparan las noticias similares que se dictan desde él.

    Un abrazo, Mariano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahi las dao, la diferencia es lo que se hace CON NUESTRO DINERO. Tetrico futuro el que se nos presenta, muchacho. Si no fuera por algunos ratos de bonito, habas tiernas y patillas...Un abrazo. Por cierto, me impresionó tu ultima entrada sobre el buen salvaje del brasil. vuelvo a leerlo.

      Eliminar
  3. A este cartesiano Fernández “avant la lettre”, hay que recordarle - según dicen - que no solo de la duda puede salir alguna luz;….. que la duda es muchas veces falta de criterio…de pereza mental.. sintoma incluso de un déficit de pensamiento genuino que se aventure en ese “afuera” de la “duda común y aceptada por el mismo sistema que la genera…etc, etc, etc... Eso cuentan y tengo oído. Algo compleja la cosa. Yo, personalmente, solo me atrevo a recordarle a nuestro amigo Fernández una cosa más domestica; que “mire mejor”, mas atentamente, a su señora, ¿era arrobamiento o estupefacción lo que vio en ella? ; que no proyecte para tomar fuerza en su argumentario tertuliano; ella estaba gritando ¿no?... Quizá si le hubiera preguntado le habría hecho reflexiones más interesantes que las suyas sobre el ineluctable destino de los Ñus. Dile Mariano cuando lo veas, si lo consideraras pertinente, que platique mas con su Señora, no vaya a parecer uno más de esos incorregibles “ machitos alfa” que dormitan en las calderillas tertulianas.

    Pertenezco, en relación a la RTVE de hoy, querido Mariano, a tu misma tribu y la de tu amigo Juan “El Perifollo”. Esa Caja nunca !nunca! ha sido muy lista, pero últimamente se ha vuelto “tonta del to” y, lo que es realmente perverso, una verdadera arma ( no como aquella que se inventaron Aznar y compañía) de destrucción masiva del Pensamiento.

    Un “temazo” (que dicen los modernos intentando ayudar a la RAE) este Mariano que traes hoy. Importante, si, muy importante.

    Abrazos.





    ResponderEliminar
  4. Tomo nota de tus sabios consejos, que trasladare a Fernández en cuanto me lo eche a la cara. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... http://programalaesfera.blogspot.com.es/2012/07/el-ventanuco.html?spref=fb