Seguidores

PESTAÑAS

En cada una de las pestañas encontrareis una seccion diferente: en "Pagina principal", las entradas habituales. En "Trabajos y días", articulos de literatura e historia, "De mis lecturas" reúne notas, resumenes y opiniones sobre libros que me interesan y he leído en los últimos tiempos. En la pestaña "Desde el Asilo" (Libro), están todas las historias contenidas en ese libro, en cuyo inicio se explica el titulo de este blog. "Cuentos truculentos" reúne los comprendidos en el libro del mismo título. Cualquier texto que aqui se publica está a disposición del publico, naturalmente citando la fuente. Sírvase usted mismo.















martes, 14 de julio de 2015

TRADICIONES (I)



Recién concluidas las fiestas de moros y cristianos, una amiga madrileña afincada entre nosotros, compartió tertulia interesándose por la tradición de esas celebraciones en el municipio. Surgieron los inevitables comentarios sobre la idoneidad de tales eventos en una época de feroces restricciones para el pueblo llano, y lo pintoresco que resulta inventar unos moros de bigote al carboncillo, ropajes suntuosos, brillantes cimitarras de atrezo y puros de gran calibre, cuando a nuestro alrededor disponemos de los auténticos especímenes que contemplan esos fastos boquiabiertos desde la discreción de cualquier esquina que los mimetice.
—Son tradiciones que constituyen la verdadera esencia y cohesión de los pueblos -apunta Juan de la Cirila, que es muy de frases hechas.
—Cuidado con las tradiciones, amigo, que con frecuencia tienen más de leyenda infundada que autentico poso histórico, dice Fernández. Algunas que nos parecen casi prehistóricas, no son más que leyendas orquestadas por unos u otros intereses, hace cuatro días. Pongo por caso nuestra milagrera Virgen de la Fuensanta, que cualquiera diría nacida con la ciudad de Murcia hace siglos. Pues nada más lejos de la realidad: como sabes, hasta 1694, la patrona de la ciudad fue la Virgen de la Arrixaca, una virgen bizantina, sedente y morena como las vírgenes de arzón, típicas de la reconquista. En una competencia por la traída de lluvias (el agua para todos, ya ves, estaba presente en las broncas desde antaño), fue destronada por La Fuensanta, mucho más eficaz en esos menesteres: hizo nevar y llover a manta. Mira si llegó a tener predicamento La Fuensanta que durante las guerras napoleónicas fue proclamada Generala de las tropas españolas, según muestra el fajín que aún ostenta. Es patrona de Murcia desde 1731, pero no sería coronada como tal hasta 1927 por el luego cardenal Tadeschini. El Pleno del Ayuntamiento jamás revalidó el nombramiento.

—Hombre, ya imagino que no vendrá de la época de Abderrahamen, que era musulmán, de entonces nos habrán quedado los moros y cristianos.
—Pues no señor, puede que esas fiestas se remonten unos años atrás en otras zonas de Levante, pero sepas que en Santomera no se iniciaron hasta 1979 y en Murcia hasta 1983. Muchas de nuestras manifestaciones públicas, a excepción de las procesiones de Semana Santa, algunas de cuyas cofradías datan del S.XV, son recientes. Las celebraciones de origen más burgués y laico, como el Bando de la Huerta y el  Entierro de la Sardina, se iniciaron en 1851. Quizás organizadas por el mismo grupo de jóvenes señoritos que buscaban jarana, burla de los huertanos y escarnio festivo de las postrimerías. La Batalla de Flores, trasmutada hoy, por mor de las buenas formas en Desfile de las Flores, se inició en 1880.
—Pues entonces, los de Cartagena nos han echado la pata con los Cartagineses y Romanos, esos sí que vienen de lejos, no me lo negarás, de cuando Asdrúbal y compañía.
—La historia de Asdrúbal y su zagal tuerto y juramentoso sí que viene de entonces, pero las fiestas de Cartagena se celebraron por primera vez en 1990.
—Bueno, pero el Cristo de Monteagudo, como el del Corcovado, sí que es antiguo, porque lleva ahí desde que el mundo es mundo.
—Sí, desde 1926, se lo encargaron a José Planes cuatro años antes y problemas económicos hicieron que abandonara el proyecto. Acabó realizándose en 1926 por Antonio Nicolás. Luego lo volaron durante la Guerra Civil, lo reconstruyo en 1951 Nicolás Martínez Ramón y veremos en qué acaba con esto de los símbolos y la libertad religiosa.
—Pues visto así, le doy la razón a mis amigos catalanes, que son un pueblo bien apegado a sus ancestrales tradiciones, porque, tal como me lo has explicado, ¿qué hay de antiguo en esta región?
—Por ahora, tu y yo. Los catalanes, merecen capítulo aparte.
—Sea




1 comentario:

  1. Mucho tenemos en común españoles y colombianos en esto de las tradiciones: nosotros luego de la conquista y colonización heredamos muchas de esas costumbres, leyendas,mitos y tradiciones religiosas que son parte del mapa cultural.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... http://programalaesfera.blogspot.com.es/2012/07/el-ventanuco.html?spref=fb