Seguidores

PESTAÑAS

En cada una de las pestañas encontrareis una seccion diferente: en "Pagina principal", las entradas habituales. En "Trabajos y días", articulos de literatura e historia, "De mis lecturas" reúne notas, resumenes y opiniones sobre libros que me interesan y he leído en los últimos tiempos. En la pestaña "Desde el Asilo" (Libro), están todas las historias contenidas en ese libro, en cuyo inicio se explica el titulo de este blog. "Cuentos truculentos" reúne los comprendidos en el libro del mismo título. Cualquier texto que aqui se publica está a disposición del publico, naturalmente citando la fuente. Sírvase usted mismo.















martes, 20 de febrero de 2018

LA CARRERA DE PEDRITO

 —Bueno, Pedrito, ya está, 20 añicos y tu COU aprobado. ¿Y ahora qué?
—Pues, si te parece, a la universidad.
— ¿A cuál?
— A la UMU
— ¿Y qué piensas estudiar?
— Historia, Historia del Arte o las dos, depende.
—Pero vamos a ver, Pedrito, si te has tirado tres años para sacarme el COU, recurriendo a profesores particulares y a varias academias, ¿Cuánto tiempo piensas que te va a llevar una carrera como esas que dices, que no te van a servir más que para dar clase en la universidad? ¿No sabes que esos puestos están ya copados por el sistema endogámico de los docentes?
—Hombre, yo…
—Ni hombre ni leches, te diré lo que vas a hacer: te matriculo en una universidad privada, que puestos a gastarme las perras, allí por lo menos me garantizan un buen resultado. Vas a estudiar Ciencias Políticas, que al menos sirven para algo.
—A mí Políticas no me gusta.
—No me gusta no me gusta, a ti te gusta lo que te dé de comer, ¿o no?
—Hombre…
—Ni hombre ni mujer. Mírame a mí, que no hice más que el graduado escolar, y el puestazo que tengo en el partido. Hay que arrimarse a la teta, Pedrín, te lo he dicho mil veces.
—No si yo…
—Tú haces lo que yo te diga y todos contentos, hazme caso y verás cómo tengo razón. Acabas Ciencias Políticas, de eso me encargo yo, que tengo mis contactos y con perras todo se puede arreglar. Mientras, te meto en las juventudes del partido, en una pedanía cuyo alcalde me debe algunos favores; una vez al mes te acercas a las reuniones para que te vayan conociendo. En cuanto acabes la carrera, te enchufo en mi despacho de la Consejería de lo que sea, y ya a partir de ahí, el porvenir es diáfano. A procurar que el partido siga gobernando, que así habrá teta para todos. Tú, oír ver y callar. Y a apoyar al jefe a toda costa. Mientras siga él, seguiremos nosotros. Luego, ya te buscaré alguna cosilla mejor, en una concejalía donde haya molla, educación, sanidad o lo que es mejor, urbanismo. En esa corren las perras y ya se sabe, el dinero es como el agua, por donde pasa, moja. Tú en segunda fila, como yo, donde no se te vea mucho ni salgas en los periódicos, eso es para los que le gusta la fanfarria, pero cuando vienen mal dadas son los que caen. Y con tu cacito bien puesto, que si se pierde un euro te caiga dentro.
—Pero papa, eso es corrupción ¿Y si me pillan?
—No digas tonterías, ¿Cómo te van a pillar?, eso lo hace todo el mundo. Si te pillan -que no te pillarán-, para eso están los amigos, se inhabilita a los jueces, se oculta la caja negra, se le quitan los medios a la justicia para que no puedan operar hasta que los casos prescriban y se pueda aducir dilación indebida. Y en último caso, nos quedan los indultos. No te preocupes que lo tengo todo previsto. ¿Qué te parece el plan?
—Que empieza a gustarme esa carrera, papa.



6 comentarios:

  1. ¡Ojalá se tratase del maravilloso país de Alicia! Pero no, se trata de la triste realidad de este país maravilloso. Un saludo, Mariano.

    ResponderEliminar
  2. Si por allá llueve por aquí no escampa, Mariano. Lo corruptos buscan perpetuarse en el poder pasando sus mañas de generación en generación para desangrar al país y llenar sus arcas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la triste realidad. Nos qeda la protesta, mas o menos soportada por la ironía. Gracias por pasarte por aquí, Rafael.

      Eliminar
  3. Me quedo perplejo ante tal radiografía de la psique de Pedrito, o M.R… Qué triste es experimentar la mediocridad moral, por la impotencia y porque muy pocos aportan cierta actitud ética practica. ¿Qué nos queda por hacer a los carentes de recursos (todo lo contrario a Pedrito)? Juntarnos y apoyarnos. Y cuando eso no ocurra. Alzar la voz aunque seamos los únicos que gritan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Espero que la bala no se pierda del todo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... http://programalaesfera.blogspot.com.es/2012/07/el-ventanuco.html?spref=fb