Seguidores

PESTAÑAS

En cada una de las pestañas encontrareis una seccion diferente: en "Pagina principal", las entradas habituales. En "Trabajos y días", articulos de literatura e historia, "De mis lecturas" reúne notas, resumenes y opiniones sobre libros que me interesan y he leído en los últimos tiempos. En la pestaña "Desde el Asilo" (Libro), están todas las historias contenidas en ese libro, en cuyo inicio se explica el titulo de este blog. "Cuentos truculentos" reúne los comprendidos en el libro del mismo título. Cualquier texto que aqui se publica está a disposición del publico, naturalmente citando la fuente. Sírvase usted mismo.















martes, 12 de septiembre de 2017

EL FECHO CATALÁN

El ‘fecho catalán’[1] es tan sensible que cualquier opinión manifestada públicamente tiene el peligro de herir sensibilidades de una u otra banda, pero el silencio amordazado corre el riesgo de parecer acomodaticio, o de inhibirse de una cuestión que afecta (aunque sea con formas e intensidades diferentes) al conjunto de los habitantes de este país. Serán pocos los que, fuera de Catalunya, no tengan un vínculo más o menos cercano con habitantes de aquella región.
No creo que la separación de Cataluña del resto de España sea una buena opción para ninguna de las partes. La mistificación histórica sobre el origen de la ‘nación’ catalana ha hecho estragos entre los descontentos. No se le puede exigir al común de la población que se conviertan de historiadores de la noche a la mañana, pero sí se les debe pedir a los que lo son, y a los políticos que procuran manipularlos, que contemplen la historia con el desapasionamiento que se debe exigir a los profesionales. Las nefastas políticas de los diferentes gobiernos nacionales, desde hace mucho tiempo, han sido determinantes para crear este desafecto de una parte y de incomprensión por la otra. La cesión de competencias que debían ser iguales para todos, como la sanidad y la educación, han resultado catastróficas para tirios y troyanos.

Manipular a la población es cada vez más asequible a los ‘lideres’ partidistas, sea cual fuere su intención (con demasiada frecuencia, mantenerse en el macho y llenarse los bolsillos), por eso se cuidan de cercenar arteramente elementos educativos como la filosofía, la literatura o la música. Se completa la operación inventándose una historia paralela que roza lo ridículo y nos hace un flaco favor a todos.
La cuestión de la semántica es irrelevante ¿Qué más da ser nación, que reino, que principado? Lo único cierto es que componemos una nación (España) con múltiples sensibilidades y diferencias que, lejos de separarnos debían unirnos. A los del sur nos gusta viajar al norte y disfrutar de su verdor envidiable y de su gastronomía exquisita, a los del norte o a los de Castilla les gusta disfrutar de las playas del sur o del levante, y así sucesivamente. Viajando nos enriquecemos unos y otros, y aprendemos a querernos y respetarnos.
Una cosa sorprende de estos últimos tiempos en los que la situación se ha enconado: los gravísimos casos de corrupción en toda España (donde incluyo de forma notoria a Catalunya), han pasado a tan segundo término que parecen inexistentes, lo que podría inducir a algún malintencionado a suponer que sea el ‘fecho de la independencia’ una espesísima cortina de humo tras la que se oculten, con toda la corte de mangantes, el pope y su papisa.
Después de estas consideraciones (y de muchas otras que el tema sugiere y la necesaria brevedad del texto impide), si hay un número representativo de residentes en Catalunya (a determinar por un método legal) que optan por el separatismo y por constituir la forma de gobierno que estimen oportuna, previo pacto con ‘el país vecino’, que se fijen las condiciones legales de esa secesión y que cada palo aguante su vela a partir de ese punto. Espero que, concluido ese hipotético proceso, podamos seguir visitándonos, con los documentos pertinentes y la moneda que corresponda, unos a otros como hasta ahora.
Claro que antes habría que solventar una serie de dudas parecidas a las que yo expresaba en una entrada anterior (cuya lectura recomiendo:
http://marianosanznavarro.blogspot.com.es/2017/08/algunas-dudas-que-necesito-aclarar-para.html), y de muchas otras que seguro plantearán quienes de esto entienden lo suficiente.

Dejo también este enlace del que se desprende que algunas afirmaciones hechas a la ligera por 'políticos' de relevancia son, simplemente, mentiras:
  
https://www.dolcacatalunya.com/2017/08/1-500-000-personas-ya-visto-la-paliza-borrell-junqueras/






[1] Empleo aquí esa expresión, con todo respeto, como en su día se empleó en la corte de Alfonso X.

14 comentarios:

  1. Un juez de paz no lo argumentaría mejor, muy acertado, como es habitual en ti....Salut

    ResponderEliminar
  2. Gracias, joven artista. A ambos nos duele Cataluña (y el resto de España). Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. En relación al articulo sobre las dudas del proceso y en relación a este...si, básicamente comparto el análisis así como los interrogantes. Me imagino a mi mismo viviendo en Cataluña y plantearía...¡quiero ver la hoja de ruta caballeros! Y desde un punto de vista objetivo, matemático y economico.

    ResponderEliminar
  4. Balaperdida = Luis JAvier Portillo SAnz. Ya ni me acordaba de que este es mi nick

    ResponderEliminar
  5. Todo se resume a, queremos votar. Yo particularmente votaré que Sí, un Sí tan grande como la Catedral de Burgos, o la de Lleida. Pero no por odio a lo español. En absoluto: siempre he creído que los catalanes, incluidos los independentistas, queremos más a España que al contrario. Los afectos no se pueden pesar, pero sí los comentarios ofensivos, las fobias, esas cosas. Y pueden pasar dos cosas: que no se permita votar, lo cual no cerrará el tema, lógicamente, sino que sencillamente lo postergará (ya no viene de aquí... este tema está sobre la mesa desde 1640, hay cosas que no se olvidan). O que sí se permita. Y entonces escucharemos la voz de la gente y que sea lo que la gente diga. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro para ti, Eastriver. Me remito a lo dicho, puede que tengamos suerte y el asunto, andando el tiempo, se resuelva con el menort daño posible. Creo que ese es un anhelo de los que tenemos un pie en Catalunya y otro fuera.

      Eliminar
  6. No puedo estar más de acuerdo contigo Mariano. Y sí, un historiador, como cualquier otro científico, debe de ser lo más objetivo posible. A saber qué cosas se cuentan por ahí y cómo. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro para ti, jesús. Me alegra verte por aquí.

      Eliminar
  7. Totalmente de acuerdo contigo lo que no estoy segura es si los que piden indenpendencia tendran respuesta a los interrogantes que planteas, yo no. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. En menudo lío nos han metido entre tontos, sinvergüenzas y visionarios!

    ResponderEliminar
  9. Acertado análisis!. Ante tanta incompetencia, manifestada sobradamente, d los políticos q ha propiciado este desaguisado es grato leer una visión racional. Un abrazo querido

    ResponderEliminar
  10. Acertado análisis!. Ante tanta incompetencia, manifestada sobradamente, d los políticos q ha propiciado este desaguisado es grato leer una visión racional. Un abrazo querido

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias, tu opinión me reconforta.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... http://programalaesfera.blogspot.com.es/2012/07/el-ventanuco.html?spref=fb