Seguidores

PESTAÑAS

En cada una de las pestañas encontrareis una seccion diferente: en "Pagina principal", las entradas habituales. En "Trabajos y días", articulos de literatura e historia, "De mis lecturas" reúne notas, resumenes y opiniones sobre libros que me interesan y he leído en los últimos tiempos. En la pestaña "Desde el Asilo" (Libro), están todas las historias contenidas en ese libro, en cuyo inicio se explica el titulo de este blog. "Cuentos truculentos" reúne los comprendidos en el libro del mismo título. Cualquier texto que aqui se publica está a disposición del publico, naturalmente citando la fuente. Sírvase usted mismo.















martes, 18 de febrero de 2014

SEÑOR PRESIDENTE: La vaca de los Masai

Considero posible, Sr. Presidente que al igual que muchos de nuestros compatriotas, en la plácida hora de la sobremesa, junto al café y al puro en el confortable sillón de orejas, se permita Ud. unos instantes de relax contemplando los interesantes documentales de la 2. Habrá podido apreciar en ellos, además de las dificultades de los ñus y las cebras para cruzar, en su peregrinación anual el rio Masai Mara sorteando a los pérfidos cocodrilos, el mañoso artificio que utilizan los habitantes de la tribu Masai para alimentarse. Puede que como yo, haya sentido cierta adversion por su costumbre de infringir a la vaca de turno una pequeña herida en la yugular de la que mana de forma inmediata un chorro de sangre.
Esa sangre humeante, recogida en una escudilla y mezclada con leche de la misma o de cualquier otra vaca adyacente, formará la parte más importante de su dieta. Por encima de otras consideraciones de los nutriólogos que consideran harto insuficiente una dieta hematófaga como la de los vampiros, la cuestión me hace reflexionar sobre la situación de la paciente vaca, cuya opinión –si la tuviera- nunca he visto recogida en esos documentales.
Y pienso yo: pongamos que el sangrador vacuno de afilada flecha posee un rebaño de 50 vacas. A cada una  de ellas le tocaría pasar por el improvisado cirujano una vez cada cincuenta días, pero ¿Y si los términos se invierten y tenemos una vaca para cincuenta Masais? Parece claro que el pobre animal ha de doblar bien pronto ante tan insostenible extracción “por entrambas canales”, como diría el clásico. No se me alcanza el futuro que puede esperar a los Masai una vez que el animal se haya quedado tan caquéxico que no le quede una sola gota de sangre ni de leche.
Ya se que son reflexiones tontas, Sr. Presidente, pero a veces me parece oportuno compartirlas con Ud. porque estoy seguro de que también se habrá planteado alguna vez que clase de pueblo va a gobernar cuando nos hayan extraído hasta la ultima gota de sangre. A menos que, a diferencia de los Masai, tengan Ud. y los suyos, el suficiente espíritu de supervivencia como para comenzar cuanto antes la adaptación a un régimen vegetariano.
Atentamente suyo,

Uno de los Masai.

12 comentarios:

  1. Primero, devolver las vacas robadas con los becerros que hayan parido.
    Segundo, hacer vegetarianos a los registradores para que extiendan los certificados de bodas, nacimientos y defunciones de los animales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magnificas sugerencias que pienso trasladar al Dr. Presidente la próxima vez que me consulte. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Es inútil, Mariano, este razonamiento que haces es demasiado complicado para que sea comprendido por los que agotan a la vaca sin percatarse de su propio mal. Su esquizofrénica doctrina así lo proclama y ellos, obedientes y disciplinados, la mantienen hasta sus últimas consecuencias. Creo que deberías de haberlo explicado más sencillamente, como un dos por dos, por ejemplo, porque cuando este diálogo/consejo hecho a un señor de papeles y firmas, llegue al último militante, seguro que piensa que la vaca engorda con cada flechazo en la yugular.

    Un abrazo, Mariano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, Antonio, pero aprendí a predicar en el desierto. Allí tambien era inutil. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Bien exprimidicos nos van a dejar, sí, señor.
    En fin, ojalá el Presidente alguna vez se digne escucharte, pero supongo que se lo impedirá su soberbia.
    Un abrazo, Mariano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo oido que el presidente sigue con mucho interes algunos blogs que se escriben desde Murcia, entre otros algunos de mis amigos, como tu. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Interesante y muy ilustrativo tu ejemplo.
    Tu tocayo no lo leerá, pero no le vendría mal; aunque temo que sin cambios ni consecuencias; no por el valor de lo escrito, sino por su necedad.
    Más bien si lo lee le darías ideas como la de poner impuestos a los cocodrilos o privatizar el río, jajaja
    Saludos Mariano.

    Joker

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota, Joker, ya has visto lo que le digo a Isabel, tu blog seguro que tambien está entre los que sigue con vivo interés nuestro presidente. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Querido Mariano: ¡Muy bueno el post! Aunque vivo en Argentina me sumo a tu carta. Es increíble como se parecen los presidentes... Un abrazo enorme desde el sur.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desdicha, ciertos perfiles de gobernantes se dan en todas las latitudes. Un abrazo tambien enorme desde el norte..

      Eliminar
  6. Me encanta como les has atizado con la vara de terciopelo, aunque me temo que ni atizándoles con el garrote se darán por enterados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás debias intervenir tu de forma mas contundente. Unamos nuestras varas contra esta panda de tuercebotas. Bienvenito tiolavara.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... http://programalaesfera.blogspot.com.es/2012/07/el-ventanuco.html?spref=fb