Seguidores

PESTAÑAS

En cada una de las pestañas encontrareis una seccion diferente: en "Pagina principal", las entradas habituales. En "Trabajos y días", articulos de literatura e historia, "De mis lecturas" reúne notas, resumenes y opiniones sobre libros que me interesan y he leído en los últimos tiempos. En la pestaña "Desde el Asilo" (Libro), están todas las historias contenidas en ese libro, en cuyo inicio se explica el titulo de este blog. "Cuentos truculentos" reúne los comprendidos en el libro del mismo título. Cualquier texto que aqui se publica está a disposición del publico, naturalmente citando la fuente. Sírvase usted mismo.















martes, 7 de enero de 2014

ABORTO

 No creo que el aborto sea una buena solución. Seguramente es la única posible ante un embarazo no deseado y no me cabe en la cabeza que ninguna mujer tome esa dura decisión de forma inconsciente y mucho menos placentera. La educación sexual y los medios anticonceptivos que la ciencia pone a nuestro alcance serían buenas medidas para minimizar el problema, pero también a eso, de forma estúpida, se le pone freno.
Es difícil llegar a un acuerdo sobre el momento en que el “nasciturus” se convierte en persona. Nuestro régimen jurídico dice que veinticuatro horas después del alumbramiento; algunos pueblos primitivos creen que el ser empieza a vivir desde que los padres lo concibieron en su imaginación; ciertas religiones postulan que el soplo divino que ha de hacerlo trascendente acompaña ya al espermatozoide más veloz. Hay teorías para todos los gustos, respaldadas por sesudos investigadores, lo cierto es que la responsabilidad directa sobre la interrupción del embarazo es de la mujer que se enfrenta a la cuestión y que debe ser ella la que decida, con leyes de plazo, sin plazos o como el legislador proponga, después de hacer las consultas pertinentes a los colectivos afectados. La ley, además de la costumbre, debe recoger las exigencias de la sociedad, no los deseos de confesión alguna, por sacrosanta que se considere. A los demás nos corresponde apoyar y aplaudir las buenas decisiones del legislativo, y aquellas señoras a las que su conciencia y honor les impida hacer uso de las facultades que la ley les confiere, que no aborten y todos tan contentos.
Recordamos con bochorno las leyes de hace años que “protegían” a la mujer, ese ser disminuido y en perpetua minoría de edad a la que había que tutelar durante toda su vida. Estamos en otra época, por fortuna (aunque a veces no lo parezca), en un país aconfesional, según dice nuestra Constitución. En nuestras manos está lograr que la Historia no sea cíclica.
Es vergonzoso, patético y me atrevo a decir enfermizo que se propongan leyes como la del Sr. Gallardón, que no responde a exigencia social alguna, que nos aleja del sentir de nuestros países vecinos sin más razón que la de apaciguar a la parte más cutre, sotanil y cavernaria del partido en el poder y que nos hacen retroceder a tiempos que solo merecen ser recordados para no repetirlos. Primun non nocere.

Tendremos que esperar a que el movimiento pendular propio de las democracias, nos libere de estas momias ultramontanas y salva-espíritus-a-su-pesar, pero la desdicha es que, hasta entonces, dejaremos entre las zarzas de la estupidez muchos jirones de la piel de nuestra sociedad.


20 comentarios:

  1. “¡Al abortaje!” es la consigna pepera para arreglar los bajos fondos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y así nos va. ¿Veremos la luz al final del tunel? Aguantemos, por si acaso. Un abrazo.

      Eliminar
    2. envidio la Constitución aconfesional, no solo quedan jirones de piel en el camino, el fundamentalismo lo riega de charcos de sangre

      Eliminar
  2. Llevo a cuestas una polémica al respecto con nuestro buen amigo Emilio Cachorro. Le remitiré esta entrada tuya a ver si se rinde de una vez.

    Un abrazo, maestro.

    ResponderEliminar
  3. "...hasta entonces, dejaremos entre las zarzas de la estupidez muchos jirones de la piel de nuestra sociedad".

    Que arte tienes, jodio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno en lo suyo, pollo, a ti no hay quien te eche la pata sobre la bici (ni sobre otras cosas), ya ves.

      Eliminar
  4. Ya he retirado tu entrada del muro de Emilio.

    ResponderEliminar
  5. Además de arte en tu estilo, como dice Eduardo, maestro, es cierto cuanto dices y rematas con una gran estocada en todo lo alto: René Favaloro. Es tan verdad lo que expresa que parece mentira que se plantee una ley represora más. Veamos, Mariano, ¿se obliga a las embarazadas a abortar? Pues mira, hasta donde yo sé NO. La Ley del aborto trata de remediar cultura que bloquean en la escuela, miseria y tradiciones abortivas asesinas, pláticas y sermones insufribles de quienes anatemizan los medios anticonceptivos... ¿será verdad que realizar sexo es malo para la vista? Yo creo que cura las cataratas de quienes no quieren ver que la existencia de una ley que previene a los más desfavorecidos de morir desangrados por matarifes, es un adelanto y no un medio para ir abortando sin ton ni son. El aborto es un trauma para la mujer. Cuando se realiza, exceptuando los casos nombrados por René Favaloro, tan reales como que en los años sesenta del siglo pasado ya se hacían viajes a Inglaterra... quienes tenían dinero, claro, es debido a una situación tan forzosa y traumática que es un último recurso que jamás debe ser penado ni siquiera relegislado con esta chapuza represiva.
    Sr. Ministro de Justicia, le dije en la entrada anterior que se dedicase a algo verdaderamente importante: empiece usted por el Código de Hammurabi para tener una legislación que penalice con equidad.
    Tus temas, Mariano, me "sulibellan" y se me van los dedos

    Un abrazo, Mariano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejalos que se te vayan, que enriqueces estas modestas líneas. Un abrazo.

      Eliminar
  6. hola amigo mio,yo tambien te adulare cuando crea que te lo mereces, ni que decir tiene, tu pluma sublime, y el cariño que te profeso. pero se os ve el plumero,que noo¡¡¡,que hay quien pensamos sin carne de afiliacion progre,que la justicia tiene que proteger lo indefenso,porque tambien hay, que las hay, caprichosas que lo utilizarian como la pildora, y mas si es gratis y lo cubre el seguro.
    un disidente entre tanto fiel...jajaja

    un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido amigo, ya te agradeceré la adulación, cuando se produzca, porque todos los elogios se quedan cortos, como dice mi amigo Manrique. En serio, solo procuro en este blog manifestar mi opinión y a veces no sé si llego a hacerlo con la claridad suficiente. Lo que si agradezco de forma extraordinario son las opiniones del signo que sean, con o sin carnet. Algunos de los que llegamos tarde a la Democracia, no tuvimos tiempo de hacernos mas que el del Real Murcia. En cuanto a la mala utilización de los medios terapéuticos, instancias mas altas hay que deben ocuparse del tema. Bienvenidos todos a este blog, especialmente los disidentes y de forma significada, tú entre ellos. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  7. Busco información sobre el, para mí desconocido, Rene Favarolo. Medico argentino nacido en 1923,con importantes aportaciones a la cirugía coronaria. Cuando las circunstancias le fueron adversas se suicidó pegándose un tiro. Mucho amor a la vida no parece tenerle, como muestran sus palabras y sus actos

    ResponderEliminar
  8. Bueno, ya era adulto. A lo mejor no le gustaba esto. En lo que dicen no creo que vaya descaminado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Más sobre el asunto, a ver si se caldea el ambiente.
    Julián Marías (Sobre el cristianismo, Planeta testimonio,1998) " El niño no nacido aún es una realidad viniente, que llegará si no lo paramos en el camino. El hombre es siempre una realidad viniente, alguien siempre inconcluso, un proyecto inacabado, un argumento que termina en un desenlace. Por esto me parece que la aceptación social del aborto es, sin excepción, lo mas grave acontecido en es te siglo que acaba". Y si algún Perogrullo califica a Marías o a los que aprobamos sus ideas de facha, cavernícola, troglodita y otros piropos, pues.....frío frío, como el agua del rio. Los antiguos alfonsinos, como tú y yo, cuyos magníficos profes nos lanzaron a mirar lejos y volar alto sabemos que el tema supera y se escapa de devociones religiosas y afinidades políticas. Y desde Sócrates sabemos que existen casas donde crece la verdad sin adulterarse por himnos nuevos y exigencias sociales. Y que en esas casas cantan mas alto las alondras y crecen más rojos los geranios.
    Perdona la extensión mi querido Mariano. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. No debía de quererte, no debía de quererte... y sin embargo (lease cantando modo copla)

    ResponderEliminar
  11. Como siempre la justa medida es la ideal, pero hallar ésta se antoja harto dificil... me explico, aborto si, pero controlado y de calidad. gracias por compartir tus opiniones, un Abrazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... http://programalaesfera.blogspot.com.es/2012/07/el-ventanuco.html?spref=fb