Seguidores

PESTAÑAS

En cada una de las pestañas encontrareis una seccion diferente: en "Pagina principal", las entradas habituales. En "Trabajos y días", articulos de literatura e historia, "De mis lecturas" reúne notas, resumenes y opiniones sobre libros que me interesan y he leído en los últimos tiempos. En la pestaña "Desde el Asilo" (Libro), están todas las historias contenidas en ese libro, en cuyo inicio se explica el titulo de este blog. "Cuentos truculentos" reúne los comprendidos en el libro del mismo título. Cualquier texto que aqui se publica está a disposición del publico, naturalmente citando la fuente. Sírvase usted mismo.















martes, 15 de noviembre de 2011

NO ME LLAMEN IDIOTA


Comenzamos (otra vez) la desesperada carrera hacia las urnas. A los disparates verbales, desencuentros, insultos y faltas de respeto habituales de los políticos en el escaparate que se ha convertido la televisión en sus muchas versiones y canales, se suman en estos días, el desenfrenado afán de descalificar al contrario con vistas a ocupar su poltrona. Y todo ello en la más absoluta ignorancia de que es o lo que quiere ese pueblo al que dicen dirigir sus esfuerzos. Los ciudadanos andamos preocupados por la avalancha de malas noticias que nos llueven en vez del agua de mayo a que estábamos acostumbrados. Hemos descubierto con estupor que unos chorizos encorbatados de Nueva York que concedían hipotecas a cascoporro a quienes no podían pagarlas, han arrasado con los beneficios de nuestros bancos, a los que el Estado (nuestro) tiene que enchufar a la corriente fiduciaria para que no se deshinchen y sigan ganando las mismas perras que antes, porque si no, no juegan; el paro no para de subir, sumiendo en la desesperación millones de familias; si los griegos, los italianos o los portugueses se constipan, a nosotros nos entra una calentura que nos postra en la cama a pique del infarto; unos entes misteriosos cuya existencia ni siquiera sospechábamos llamados mercados, son los que en realidad gobiernan los países y dirigen las erráticas decisiones de nuestros políticos; las bolsas nos producen sobresaltos un día si y el otro también con reacciones en cadena que empiezan en América o en Tokio con el Nikei arriba y abajo, acabando por arrastrar por el fango a nuestros escasos inversores; por si fuera poco, otra fantasma llegada de ultratumba, no una prima de Andorra, sino la prima de riesgo, parece ser la causa de todos los males que aquejan nuestra maltrecha economía. Y mientras, que si afligimos con el impuesto de sucesiones a los ricos, a los pobres o a todos por igual. Mira por donde, nuestra próxima esperanza son los chinos, aquellos a los que logramos sacar de la pobreza reciclando sellos de correos o recaudando perras gordas y papel de aluminio el día del Domund. A ver si, como dice el Evangelio, nos devuelven el ciento por uno y nos sacan del pozo al que no se le ve final.
En este maremágnum que está dejándome como única salida la de fraile mendicante, los que pusimos a dirigir el cotarro hace cuatro años (a unos en un lado y a otros en el otro), no hacen más que gastar las pocas energías que dedican al asunto en tirarse los trastos en la cabeza a ver si lo hacen todo un solar y entonces hay alguien que los interprete como redentores: un partido contra el otro, las autonomías contra el Estado central, como si ellas no fueran también (y mucho), Estado. Los que disfrutan de un idioma local, pretendiendo que sea universal y que se olvide el castellano, la perla que todos tenemos en común; un candidato diciéndonos lo malo que es el otro y viceversa; algún monaguillo mal encarado prometiendo tres millones y medio de empleos, como si nos hubiéramos vuelto todos gilipollas de golpe... Para qué seguir…
No sé a ciencia cierta a quien atribuir la culpa de todo este disparate. Cada vez me veo menos capaz de tomar decisiones medianamente lucidas con el cúmulo de elementos distorsionados de que dispongo y cada vez comprendo más a aquellos ácratas legendarios y utópicos evadiéndose de la ramplona realidad tras ilusorias banderas rojinegras. Tengo la sensación, cuando pongo la tele o escucho la radio, de que me están llamando idiota. (S/DRAE: Trastorno mental caracterizado por la falta congénita y completa de las facultades intelectuales).
Se avecinan tiempos peores que los pasados y no oigo, ni a unos ni a otros, plantearse un pacto capaz de hacerle frente a una situación que rebasa los límites políticos. Si los “mercados” ponen y quitan presidentes y primeros ministros, ¿a que esperamos para darles la batalla en su terreno en vez de seguir enzarzados en guerrillas domesticas?  
Sigan, señores políticos, a su bola alejada de los problemas de las gentes de a pie. Sigan medrando los más corruptos amparados por los más cobardes, sigan contándonos milongas. Solo me queda apelar al resto de caballerosidad que les supongo: ¡Por favor, no me llamen idiota!

15 comentarios:

  1. Y las realidades cotidianas, cada día más negras.
    Y el asilo será un refugio o quizá sea mejor optar por la eutanasia.

    ResponderEliminar
  2. No puedo estar más de acuerdo, y hasta el mismo gorro de los "mercados". Entre tanto, los políticos a sus pullitas y nosotros a aguantar el chaparrón.
    Ahora, cuando termine de responder unos comentarios en la entrada anterior, saco una croniquilla a mayor loor y gloria de las presentes elecciones.
    ¡Tiempos!

    ResponderEliminar
  3. Bien dicho.
    Me han hecho odiar la palabra mercado. Yo que vivo pared con pared con el de Verónicas. Que nunca he perdonado la visita al mercado de cualquier ciudad que pisara. El último, La Boquería, por cierto, qué colorido.
    Ahora el mercado ya no es el mercado. Cuando lo mentan me hablan de cosas feas. Hijos de su madre.

    Un abrazo, maestro.

    ResponderEliminar
  4. Saramago decía en la década pasada algo así como que habíamos entrado en una crisis moral por dejarnos arrastrar por infames y no puedo estar más de acuerdo con él y contigo, Mariano.

    ResponderEliminar
  5. El antiguo ídolo Mercado nos quiere engullir, como otro Cronos devorando a su hijos, la sangre le chorrea por las comisuras de su horrible boca con dientes de Agencias de Calificación incalificables ellas mismas , las muy...
    ¡Ay, dolor! ¡Porca miseria!

    ResponderEliminar
  6. Desde luego, amigo Mariano, nos insultan en nuestra propia cara. Yo cuanto más leo más tonto me 'queo'. Y eso que conozco algunos rudimentos de eso que llaman Economía. Algo vale lo que otro está dispuesto a pagar; pero esto que está pasando no es eso, no es, por tanto, libre juego de mercado. No se comprende (bueno sí) que siendo los bancos alemanes y franceses los que más deuda griega tienen en su arcas por qué hemos de pagar el pato con más sacrificios los demás? Pero yo creo que ya lo último es lo que está pasando hoy mismo. SE suponía que aprobado el plan de 'rescate' a Grecia y con el control de Italia -al menos ha dimitido ese payaso peligroso que los gobernaba- iba con ello a volver la 'tranquilidad' a los mercados y, en especial, a la situación de nuestro país; que iba a ser el 'cortafuegos' que nos protegiese. Y sin embargo hoy las noticias o la situación económica y la especulación en España y la prima de riesgo de los cojones están por las nubes. ¿No hay algo raro en todo esto? Uno ya ve fantasmas. O es una verdad como un templo que alguien se quiere aprovechar de la desgracia de la recesión comprando bajo cuerda baratito para luego exigirnos un huevo... Todo esto me lleva a pensar que alguien -incluso nuestros propios 'socios'- está o están muy interesados en nuestra ruina. Vamos a vender barato y encima hacer los 'deberes', los sacrificios, con el drama personal de mucha gente que ello comporta. Desde luego te doy toda la razón. Nos están llamando idiotas. Y lo que se merecen es que los mandados a freír espárragos, aun asumiendo nuestra culpa nacional: el 'ladrillazo'. Un abrazo. Aniceto. http://expresodemandarache.es/

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente, Mariano. Es un ataque a la inteligencia porque creo que no nos merecemos a esta pandilla de estúpidos, propotentes y aprendices, sientaculos en poltronas pagadas por el ciudadano.
    Las milongas que cuentan unos al menos lo son. Los otros no son capaces ni siquiera de saber contar nada, su miseria mental es inusitada. Y los medio pensionistas del resto de partidos que podían plantear simple y llanamente la verdad, al ser incapaces de hacerlo, debemos sumarlos a la panda de los que chuparán del bote.
    No he oído en ninguna otra campaña electoral más rediculeces que las pronunciadas por este gallego estampafirmas en el registro de la propiedad. ¿A quién quiere convencer sin argumentos? ¡Qué desfachatez!
    Pero la cuestión, Mariano, es lo que se explica en este vídeo. Sé que lo verás pero permíteme que ponga en tu espacio la dirección porque tus lectores merecen visionarlo.

    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=M2-IpEgwWwc

    Gracias y un fuerte abrazo, Mariano.

    ResponderEliminar
  8. Hemos caído en su trampa, queridos todos.
    ¿Estamos dispuestos a salir de ella?
    ¿Será cierto que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades?
    Yo creo que no.Es una trampa que nos han puesto con la anuencia de los que debían haberlo impedido.
    Sencillamente nos prestan dinero, nos hacen difícil el devolverlo y así se quedan con todo a precios irrisorios. Está inventado.
    Pero no desesperéis, el día veintiuno está cerca. (Después no nos quejaremos)
    Yo, por si acaso, me haré emprendedor.
    Querido Mariano, como librepensador he llegado a la conclusión de que "unos tienen demasiado, otros no tienen suficiente". (Lo entrecomillado no es de mi cosecha, aunque podría serlo. El autor en la próxima entrega)

    ResponderEliminar
  9. Yo sigo pensando que si al acabar sus mandatos no tuviesen esas pagas de por vida (que es su única meta real, llegar al poder para tenerla)quizá llegáramos a ver algún político con vocación por arreglar algo realmente.
    Tu texto me ha encantado por todas las verdades que cuenta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Veo que tenemos dos blog muy parecidos, el suyo es muy sesudo y el mio muy sexudo. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Veo que tenemos dos blog muy parecidos, el suyo es muy sesudo y el mio muy sexudo. Besos.

    ResponderEliminar
  12. El placer es mío.
    Descubrirte es muy bueno.
    Um abrazo.
    Alicia

    ResponderEliminar
  13. (S/DRAE: Trastorno mental caracterizado por la falta congénita y completa de las facultades intelectuales).
    Aunque es un tema bastante serio y perfectamente planteado al que me uno en tu reflexión, no pude evitar reírme con esta ocurrencia...
    Te voy a responder a un comentario tuyo en el blog, pero antes como siempre me gusta hacer una visita y aquí me tienes de seguidor casi a punto de jubilarme...Que tengas un lindo día.

    ResponderEliminar
  14. Hay veces que surgen auténtico brotes verdes de esperanza. Esperemos que los que nacieron anoche no sean tan fallutos como aquellos que nunca nacieron y que solo los necios vieron. De todas formas no nos podía ir la cosa a peor... ¿o acaso sí?.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... http://programalaesfera.blogspot.com.es/2012/07/el-ventanuco.html?spref=fb