Seguidores

PESTAÑAS

En cada una de las pestañas encontrareis una seccion diferente: en "Pagina principal", las entradas habituales. En "Trabajos y días", articulos de literatura e historia, "De mis lecturas" reúne notas, resumenes y opiniones sobre libros que me interesan y he leído en los últimos tiempos. En la pestaña "Desde el Asilo" (Libro), están todas las historias contenidas en ese libro, en cuyo inicio se explica el titulo de este blog. "Cuentos truculentos" reúne los comprendidos en el libro del mismo título. Cualquier texto que aqui se publica está a disposición del publico, naturalmente citando la fuente. Sírvase usted mismo.















martes, 4 de octubre de 2011

LIMONEROS MUERTOS


He oído decir que la Comunidad de Murcia es la que mejor gestiona el agua de toda España, tanto en la forma de los regadíos, que utilizan las técnicas más novedosas de goteo, como en la recuperación de aguas residuales, depuración, etc. Y debe ser verdad, porque ni los políticos mienten ni los periodistas reflejan en sus escritos otra cosa que no sea la realidad. Yo, seguramente debo ver visiones porque en la zona del pantano de Santomera donde vivo, se sigue, en buena medida, regando a manta (cuando llega el agua, negra, salitrosa y pestilente) por canales de ladrillo y argamasa construidos hace más de cuarenta años de los que escapa a borbotones a la más mínima ocasión. Y encima es cara. Dicen que hay un proyecto para instalar el riego por goteo en toda esta Vega Media. Seguro que lo hay.
Las parcelas son pequeñas, entre 5 y 20 o 25 tahúllas, la gran mayoría cultivadas directamente por sus propietarios que las compraron con penas y fatigas en los años 70-80 haciendo realidad el sueño campesino de “tener un roalico de tierra”. Se plantaron limoneros, cultivo para el que esta zona resulta extraordinariamente benigna y a base de trabajo incesante, riegos y escardas, les sacaron algunos años sus buenas perricas.
Pero cambiaron las cosas. Empezó a escasear el  agua y más que faltar, cundió  el pánico de que faltara gracias a las campañas en que se enzarzaron los políticos, tirando cada uno para su lado. El caso es que el limón empezó a tener menos salida en los mercados internacionales que buscaron otras alternativas ante el temor de la escasez, los precios a bajar... y llegó la crisis general, que aquí se hizo particular. Los huertos que habían empezado a abandonarse ante las expectativas de los “resorts” que iban a pagar la tierra a millón, fueron la punta de lanza a los que han seguido muchos más, que sus propietarios han dejado de  cultivar por falta de medios.
El limonero no es como el pino o la olivera, que sin riego pueden sobrevivir muchos años aprovechando las lluvias por escasas que sean. El limonero, es un árbol “artificial” como un niño al que no se desteta jamás; si se deja abandonado a su suerte, en un año el deterioro es irreversible y poco después se seca por completo. Y cuando el huerto deja de producir para pagarse los gastos necesarios un año tras otro, el agricultor no tiene más remedio que restringirle los cuidados (riego, abono, escarda, etc.), con lo que se entra en un círculo vicioso: a menos cuidaos menor producción, a menor producción, menos cuidados, etc. El final está próximo.
A este ritmo, más que faltar, sobrará agua para todos, al menos en esta zona. Basta pasear por los huertos para ver las plantaciones abandonadas, la cosecha de limones en el suelo, esparciendo su olor acido de podredumbre donde antes se olía a azahar. Y los arboles secándose lentamente, convertidos en montones de roña entre los que resulta imposible transitar.
Las malas hierbas se han ido adueñando de los huertos dejados a su suerte (la naturaleza no tarda en volver por sus fueros) y en verano lo que era frondosa huerta, se convierte en una especie de sabana africana poblada por arboles espectrales y hierbas secas, paraíso de roedores y culebras. Y nadie hace ni dice nada. Seguimos oyendo discursos sobre el agua y su aprovechamiento que suenan como si se refirieran a otro país situado no se sabe dónde, mientras aquí la huerta va desapareciendo sin que se vislumbre alternativa alguna para las tierras que ya han quedado yermas. El estúpido cartel de “Agua para todos” sigue desprestigiando de forma vergonzosa la digna fachada del ayuntamiento de Murcia, que es de todos, no solo de los políticos sectarios.
Cuando se echa la vista atrás y se advierte como ya a principios del siglo pasado, Vicente Medina reflejaba en “La cansera” una triste situación de abandono que nos parece estar reviviendo ahora, el desencanto hace que uno se pregunte, en que otras cosas habremos avanzado, porque en esto de la tierra, no.

7 comentarios:

  1. Recuerdo aquellas pintadas -"la huerta se muere"- en las tapias cercanas al Molino de Alfatego. Aquel grafitero también acertaba en sus pálpitos. Ya lo creo que se muere.

    Si supieras lo que mimo al único limonero que tengo. El primero en beber y en comer. Para el muy mimado no hay crisis que valga. De tanto que lo miro me lo sé de memoria.

    Lúcida entrada, maestro.

    ResponderEliminar
  2. Mariano, este descuido, esta sequera, estos campos yermos hasta hace unos años, y esta dejadez insuperable de los agricultores, no ha tenido parangón en la historia de la güerta.
    La noble estructura de riego inventada por los árabes de escorrentías, acequias, meranchos, río y vuelta a empezar, han sido canalizadas por los sapientes churubitos que creen que el cemento alimenta la güerta.
    Siempre ha habido agua, Mariano. Y, de un tiempo acá lo que hay es desidia, afán de pelotazos que no han marcado goles y unos aprendices de políticos que se empecinan en hacernos tragar muelas de molino.
    Además de las tierras, mi padre me dejó en herencia la ilusión de cuidarlas. Así lo he hecho hasta ahora pero me están robando hasta la ilusión.
    El slogan "Santomera, limonar de Europa" ha muerto. ¡Vivan las canalizaciones para la mierda que se genera en las urbanizaciones!

    Un fuerte abrazo, Mariano.

    ResponderEliminar
  3. El agua, según dicen, se va a los campos de golf.
    Acabaremos comiendo "pelotitas".

    ResponderEliminar
  4. Es muy triste esta situación. Nuestro eterno problema. ¿Verán nuestros ojos si será posible solucionarlo?
    Un abrazo, Mariano.

    ResponderEliminar
  5. Lo más triste del caso es que con cartelitos así, aquí, en Murcia, se ganan elecciones.

    ResponderEliminar
  6. No lo entendimos en su momento. Es "agua para todos... los nuevos cultivos de regadio que se han organizado en sitios tadicionalmente de almendros y tierras de secano (adquiridas por poco dinero) abancalando secarrales, haciendo una gran inversión y pagando el agua a los especuladores como no pueden hacerlo los agricultores tradicionales que se ven desprotegidos y en desventaja" Es que no cabía todo en la pancarta.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... http://programalaesfera.blogspot.com.es/2012/07/el-ventanuco.html?spref=fb