Seguidores

PESTAÑAS

En cada una de las pestañas encontrareis una seccion diferente: en "Pagina principal", las entradas habituales. En "Trabajos y días", articulos de literatura e historia, "De mis lecturas" reúne notas, resumenes y opiniones sobre libros que me interesan y he leído en los últimos tiempos. En la pestaña "Desde el Asilo" (Libro), están todas las historias contenidas en ese libro, en cuyo inicio se explica el titulo de este blog. "Cuentos truculentos" reúne los comprendidos en el libro del mismo título. Cualquier texto que aqui se publica está a disposición del publico, naturalmente citando la fuente. Sírvase usted mismo.















jueves, 31 de marzo de 2011

A LAS BARRICADAS

Llevamos, en política, una época de tiempos revueltos. Y se cierne sobre la peña una sombra aún más estremecedora: que vengan tiempos peores. Me decía hace poco un colega: “Me gusta poco este gobierno, pero temo más la incertidumbre de la posible alternativa, sea esta la que sea”.
Recuerdo la advertencia de mi abuela sobre los riesgos de poner la zorra a guardar las gallinas. Y a juzgar por las estupideces que se oyen a los hombres públicos, me pregunto si no será eso lo que hemos hecho con nuestros votos, administrados de forma poco responsable.
Aquellos a los que hemos encomendado el cuidado y la guía de la republica, han involucionado en su memez endogámica apartándose de las verdaderas necesidades de la gente, cuyos intereses deben representar, para malgastar los caudales que se les encomendaron en tontunas que responden a sus intereses partidarios antes que a los generales: aeropuertos cada pocos km. que solo servirán para que el mocerío disfrute de relajantes paseos en sus tardes de asueto, u obras de dudosa utilidad que se apresuran a inaugurar como posesos en los días próximos al inicio de campaña. Por no hablar de proyectos de copago que se agostan en la primera noche de vida mientras las arcas de la Comunidad Autónoma murciana se precipitan en la Sima de los Huesos.
Y luego viene la terrorífica campaña propiamente dicha. Una lamentable temporada en que los sufridos ciudadanos hemos de desayunarnos cada día con toda suerte de improperios, descalificaciones, insultos y mentiras con que todos se regalan por igual. Hasta el inefable Sr. Revilla, hasta ahora circunscrito a la promoción de sus productos regionales, se ha descolgado en los últimos tiempos manifestándose ansioso por compartir barco y “bellinas” con el Sr. Berlusconi. ¡Otro que se le ha ido la pinza!
Es terrorífico pensar lo que se nos viene encima: “casos faisanes” donde las actas de ETA se elevan a la categoría de documento histórico; resurrecciones milagrosas de la conspiranoia del 11M y los fantasmas del Gal; trajes pagados o sin pagar; justificadísimas peticiones de dimisión…para los del bando contrario; mítines, abrazos y besos de unos y otras, compañeros y compañeras; banderas y estadios llenos de incondicionales a golpe de bocadillo; el señor de bigote y voz campanuda con acentos, ora ingleses ora catalanes, pontificando tontadas; y el hombre del solo escaño, que ya no se sabe a quién representa, enmendándole la plana a todo el mundo con tal de robar unos minutos de pantalla. ¡Nefasto panorama donde los haya! Sobrevive, no se sabe cómo, el Ojo Izquierdo que levanta en su blog cada mañana la polvareda contra “la fiel infantería”, atrincherada en su “mundillo” retrogrado desde el 39.
Es difícil detenerse a recordar, en este maremágnum enlodado,  que se nos convoca ahora a unas elecciones municipales en las que hemos de colocar en los puestos de la administración local a aquellos que mejor prometan hacerlo, renovarles el saludo a los que nos han administrado bien hasta ahora o mandar a las galeras del olvido más negro a los que nos han defraudado. Si algún partido tuviera alguna vez redaños para proponer listas abiertas, otro gallo nos cantara. Mientras, es inevitable el contagio de la política local con la guerra fratricida y partidaria de nivel nacional en la que estamos envueltos y que corre el riesgo de convertir este país en un enorme vomitorio.
No sé si sería solución la tesis del voto en blanco que proponía Saramago en una de sus novelas o la más lúdica de uno de mis amigos que sugería meter en el sobre el folleto del supermercado del barrio.
De verdad que estoy por volverme a las barricadas.

6 comentarios:

  1. Soy Luis. ¿Qué diferencia existe entre un discurso de un dirigente del PP y un discurso de un colaborador del programa televisivo Salvame? Que los primeros hablan con palabras más cultas.
    ¿Qué diferencia existe entre un discurso de un dirigente del PSOE y un dirigente del PP? Que los primeros proponen soluciones impertinentes y los segundos son impertinentes.
    ¿Qué diferencia exite entre los politicos y el pueblo? Que cada uno habla con un idioma distinto.

    ResponderEliminar
  2. Me suena familiar, nos quedan muchos cafés, maestro. Ya estoy en las trincheras!

    ResponderEliminar
  3. Te leo y asiento.
    Demasiada resignación tenemos los españoles. No nos merecemos estos políticos y sí que dan ganas de irse a las barricadas, que ya está bien de tanta tomadura de pelo. Porque la última moda me indigna, esa que que señala que la culpa de todo es nuestra.
    A las barricadas, Mariano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me uno a vosotros ustedes. O mejor, a las barricas. Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. En primera fila del batallón si hace falta!
    Lo encontrarán jodido aquellos que han tomado a la autoridad como verdad en vez de la verdad como autoridad.
    Un@ se harta de ver no más que intereses personales en los altos cargos... Y nosotros somos la basura de esa alta suciedad.
    Tu voto no es tu voz... Es su carroña

    Un verdadero placer leer tus líneas.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos por vuestra atencion. Cuento con vosotros. Nos encontraremos en las barricadas!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... http://programalaesfera.blogspot.com.es/2012/07/el-ventanuco.html?spref=fb