Seguidores

PESTAÑAS

En cada una de las pestañas encontrareis una seccion diferente: en "Pagina principal", las entradas habituales. En "Trabajos y días", articulos de literatura e historia, "De mis lecturas" reúne notas, resumenes y opiniones sobre libros que me interesan y he leído en los últimos tiempos. En la pestaña "Desde el Asilo" (Libro), están todas las historias contenidas en ese libro, en cuyo inicio se explica el titulo de este blog. "Cuentos truculentos" reúne los comprendidos en el libro del mismo título. Cualquier texto que aqui se publica está a disposición del publico, naturalmente citando la fuente. Sírvase usted mismo.















martes, 16 de diciembre de 2014

SOLIDARIDAD



Llegó Juan de la Cirila cuando ya estaban terminando el desayuno.
—Se me ha hecho un poco tarde porque he pasado por el banco de alimentos a dejar unas cosuchas.
—Sana practica -dice Fernández-, aunque triste.
—¿Triste por qué?
—Me da vergüenza que haya gente en nuestro pueblo que tenga que recurrir a la caridad para poder empinar la olla.
—En nuestro pueblo y en todos los pueblos
—Peor me lo pones si hemos de aceptar que es práctica generalizada. Mala señal cuando hay que recurrir a la caridad, algo no funciona bien. Es el Estado el que tendría que asegurar que nadie llegue a ese extremo, procurando los medios de trabajo o de subsidios necesario. Parece que hemos vuelto a la economía de posguerra.
—Y hemos vuelto –apunta Mateo- estamos viviendo un retroceso como hacía muchos años que teníamos olvidado. Ahora es generalizado, han caído la sanidad, la educación, los servicios, las pensiones, y lo que es peor, la educación y la cultura. Sin esos dos pilares, no hay avance posible. Buceando en internet me he encontrado con un asunto espeluznante: una lista interminable de suicidios relacionados con la crisis en la que se muestran uno a uno los casos y sus antecedentes. La crisis arruina y mata, pero los medios no informan por no provocar alarma social y atenuar el dolor de los parientes, según dicen.  De nuevo los efectos primando sobre las causas.

—Eso es porque hemos perdido la fe. Un cristiano nunca atentaría contra su propia vida. Es un gran pecado.
—No digas ñoñeces, Juan, eso está bien para los creyentes, si es que queda alguno de verdad. Estamos hablando del fenómeno social del que todos somos responsables. Para lo de las creencias, te recomiendo un libríco de Unamuno llamado San Miguel Bueno, mártir.
—Déjale el libro, Mateo, a ver si se le pega algo. Culpables somos unos más y otros menos, el verdadero responsable es este capitalismo salvaje en el que solo importa el dinero y el triunfo social, pasando por encima de lo que haya que pasar.
—Bien dicho, Casaseno, en eso estoy contigo.
—No me des coba, Juan, que te conozco, tú siempre al sol que más calienta. Lo triste es que la crisis la han provocado los sinvergüenzas que nos han dejado en cueros y la tenemos que pagar los pobres. Y culpables somos en la medida que no nos hemos preocupado en escoger a los mejores para la cosa pública y en no correr a gorrazos a los sinvergüenzas cuando los hemos detectado. Nos han tomado el pelo porque muchos a su alrededor también se lucraban del choriceo, mira el bigotes y toda su panda.
Tercia Fernández conciliador, porque al Cacaseno se le ponen las venas del cuello como pollizos de olivera:
—Como siempre ha sido, basta con echar un vistazo a la Historia. Los poderosos y los de su alrededor han manejado el asunto como han querido y los pobres a tragar. De vez en cuando nos echan unas migajas para que nos contentemos y mientras rula no es chamba.
—Coño, Fernández, entonces, ¿Qué esperanza nos queda?
—Quizás tengamos que inventar un sistema nuevo.
—Eso, eso, la revolución.
—No empieces, Cacaseno.





2 comentarios:

  1. Fernández tiene toda la razón. No, repito, no se puede bailar con dos mujeres a la vez, una agraciada y otra no. El capitalismo salvaje es lo que esperan como agua de mayo, quienes en años anteriores ordeñaron a la burra hasta dejarla sin leche para Nefertiti. Posiblemente, con leche más rica en alimentos sanos para los humanos, otro sistema, otra forma de entender lo que significa la palabreja esa tan traída y llevada por quien la desprecia, la democracia, llegaríamos a la conclusión de que la oveja, la cabra y la vaca, producen leche comestible y no exclusiva para la belleza, aspecto inútil ante el inexorable tiempo. Eduardo Galeano dice. "La caridad humilla"; y es totalmente cierto, humilla a los débiles pero humilla todavía más a los poderosos que la admiten, la sustentan y la utilizan como pantalla de protección personal ante su generosidad. En unos tres años, poderosos corruptos e indeseables, pertenecientes a la estructura del poder, nos han humillado a todo el pueblo español. Han sentado las bases de lo que quieren para ellos en exclusiva. Deseo y espero con todas mis fuerzas que desaparezcan del país cuanto antes y que se deroguen inmediatamente las tropelías a las que nos han forzado a soportar.
    ¡FELICES FIESTAS!

    Un abrazo muy fuerte, Mariano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya sabes, Antonio, coincido plenamente con tus apreciaciones. Pronto tendremos ocasión de liquidar (por la vía democrática) a esta colección d3e chorizos que nuestra buena fe y su perfidia encaramaron al poder. Amanecerá Dios y medrar hemos. Un abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... http://programalaesfera.blogspot.com.es/2012/07/el-ventanuco.html?spref=fb